Partiendo de Bilbao y desembocando en Villafranca del Bierzo en el Camino Francés, este primigenio Camino es una alternativa no masificada de peregrinación.

En azul el Camino Olvidado parte de Bilbao y enlaza en El Bierzo

Entre los siglos IX y XIII, para buscar protección de las escaramuzas musulmanas del sur, este era el camino usado por peregrinos para llegar a Santiago. Más tarde, debido a los avances de la Reconquista, se popularizó el Camino Francés, más cómodo pero también más recio.

Hoy estamos intentando rescatar del olvido este vetusto y hermoso Camino plagado de patrimonio artístico, arqueológico y, cómo no, paisajístico, que hacen de su tránsito un deleite para los sentidos. Románico (iglesias de Barrillos y Santa Colomba), renacentista (retablo de la iglesia de Yugueros), barroco (retablo de la iglesia de Barrillos) y ermitas como la de San Guillermo en Cistierna, hacen del camino un libro vivo de nuestra historia.

En el tramo que nos ocupa, de Cistierna a Boñar, el camino discurre paralelo a la vía del tren, al pie de las primeras estribaciones de la Cordillera Cantábrica, a la puerta de Picos de Europa, entre bosques de roble y choperas. El Camino es hermoso y tranquilo.

Camino Olvidado entre Cistierna y Boñar

Tranquilidad que se respira en este pequeño Hotel que toma el nombre de alguna tradición oral que sugiere que en este lugar hubo un monasterio de origen templario. Para llegar al Hotel, en un paseo de no más de 15 minutos, a la entrada de La Devesa se toma hacia la izquierda en el primer cruce del pueblo y, tras cruzar el reguero y la vía, siempre por buen camino se llega enseguida a Santa Colomba (ver mapas). Aquí podéis descansar el espíritu contemplando la iglesia,con torre de estilo tardorrománico. Y también el cuerpo, y reponer ánimos para continuar con vuestro peregrinaje.